Liturgias Dominicales

Domingo de la Ascensión del Señor

Queridos Hermanos (as): En la Lectura de este Domingo, celebramos La Solemnidad de la Ascensión del Señor, a los Cielos. Se celebra propiamente el jueves posterior al VI Domingo de Pascua, dado que tuvo lugar cuarenta días después de su Resurrección. El Señor, luego de presentarse resucitado en Jerusalén, les indica a sus Apóstoles que vayan a Galilea. Allí se encuentran nuevamente con Él, en el monte que «les había indicado» y reciben el mandato de ir al mundo entero a hacer Discípulos suyos de todas las gentes.

La Ascensión al Cielo constituye el fin de la peregrinación terrena de Cristo, Hijo de Dios vivo, consubstancial al Padre, que se hizo Hombre para nuestra reconciliación. El Ascenso del Señor, Victorioso permanece estrechamente vinculado a su “descenso” del Cielo, ocurrido en la Encarnación del Verbo en el Seno Inmaculado de la Virgen María, por obra del Espíritu Santo. La Ascensión, por la que el Señor deja el mundo y va al Padre, se integra en el Misterio de la Encarnación y es su momento conclusivo. Aquel que se ha abajado, se eleva ahora a los Cielos, llevando consigo una inmensa multitud de redimidos. Y Uds. mis queridos Hermanos (as) quieren ser Discípulos de Cristo y continuar la Predicación del Evangelio? Tengan un bendecido Domingo. Mons. Juan M Bustillo.